sábado, 26 de julio de 2008

El misterio del Holandés Errante



Hoy les presentamos una novela de Franco Vaccarini que forma parte de la colección "lectosfera" de PICTUS.

Franco Vaccarini nació en 1963 en una zona rural del partido de Lincoln, en la provincia de Buenos Aires. Antes de consagrarse de lleno a la escritura fue periodista y oficinista. Hoy vive en Buenos Aires junto a su familia. Su debut literario se produjo en el año 2001 con "Ganas de tener miedo" (Cántaro). En el año 2006 se consagró ganador del Premio "Barco de vapor", de la editorial SM, con su novela "La noche del meteorito".

En esta novela, Franco recrea la leyenda del Holandés Errante, un capitán y su barco maldecidos por toda la eternidad a causa de una blasfemia. A través de las aventuras de Charles Murray, un joven periodista inglés de poca monta, nos sumergimos en la Londres del siglo diecinueve y nos dejamos llevar a los lindes de África con tal de lograr una crónica que cause sensación en la prensa amarillista.

"Cuando la editorial me propuso escribir una novela a partir de la leyenda del Holandés Errante, mi entusiasmo fue tan grande como mi ignorancia sobre el tema –explica Franco en el prólogo–. Me gustan, en literatura, los rumbos desconocidos y me bastó escuchar la frase “buque fantasma” para sentir que ya había permanecido por demás en tierra firme. ¡Hora de levar anclas!

Enseguida me zambullí en libros y artículos periodísticos que se refirieran a este mito marino. En una tienda de remates por internet descubrí la oferta de un libro de Heinrich Heine, titulado Memorias del señor de Schnabelewopski. El volumen es famoso, entre otras cosas, porque inspiró a Richard Wagner para componer el libreto de su ópera El Holandés Errante, cuya lectura me resultó fundamental.

Pronto decidí que la novela comenzaría en la ciudad de Londres, a fines del siglo diecinueve. Por entonces había periódicos independientes en Inglaterra, y yo necesitaba un protagonista que, por voluntad propia o por imposición de un jefe, tuviera la posibilidad de viajar hacia la aventura. Así nació Charles, el joven periodista, quien tomó las riendas del relato al escribir su diario de viaje, un recurso clásico de las historias en alta mar. El problema es que tal elección impide la utilización espontánea de otro recurso, el de los diálogos, lo cual me decepcionó. ¡Los personajes querían charlar! Llegué hasta la página veintidós y no avancé más. Intenté otras cosas, nada serio. La pura verdad es que había puesto las semillas bajo tierra y no debía apresurarme. La verdadera novela no había comenzado.

Confiaba en la espera. De chico, cuando vivía en Lincoln, regaba con mi padre la quinta que él cultivaba con celo. Era fantástico ser testigo del ciclo completo: preparar la tierra, sembrar, regar, espantar a las alimañas, las malas hierbas y los pájaros, ver la aparición de las plantas y el crecimiento de los frutos. El tomate se vuelve rojo al madurar; la sandía, en cambio, permanece con su cáscara verde y el color de su pulpa escondido: mi padre la golpeaba con los nudillos y de acuerdo al sonido, sabía con seguridad si ya se podía llevar a la mesa. A veces es cuestión de color, a veces, cuestión de música y a veces, también, de dureza o de blandura. De ahí aprendí que el que siembra, como el que escribe, siempre sabe cuando un fruto está bueno y maduro."

Y así fue. La novela maduró y se convirtió en este libro que tenemos la alegría de presentar.

Mención aparte merece la ilustración de la portada, realizada por el maestro Poly Bernatene. Una obra de arte que enaltece al libro.

 

Y ahora sí. Acomódense en su rincón de lectura preferido y disfruten.

La lectura, como la vida, tiene una esfera: la lectosfera.

Hasta la próxima.

viernes, 25 de julio de 2008

Cuentos que hielan la sangre



Nuestro primer homenajeado es un libro de cuentos de Liliana Cinetto que forma parte de la colección "lectosfera" de PICTUS.

Para los que aún no la conocen, Liliana es una de las escritoras más populares entre el público infantil en Argentina además de ser una narradora oral de primera categoría. Su obra ha sido publicada por todos los grandes sellos editoriales del país (Santillana, SM, Atlántida, Cántaro, Edelvives, Sudamericana). Es, además de Profesora de enseñanza primaria y Profesora de Letras, una excelente narradora oral, a la que no deben perder la oportunidad de ver en cualquiera de sus presentaciones.

Acerca de este libro, en el que Liliana recrea las más extrañas leyendas y los más estremecedores mitos ancestrales de las tradiciones orales de los celtas, los gitanos, de Rusia, de China, de Rumania, de Irlanda, de Transilvania... ella misma escribe en el prólogo:

"Francamente las historias de terror nunca me gustaron. Por una sencilla razón: me dan mucho miedo.

Los personajes siniestros que acechan en la oscuridad, los seres oscuros con poderes sobrenaturales, los hechos inexplicables… todo me pone la piel de gallina y hace que tenga pesadillas horribles durante semanas.

[...] Después de todo, el miedo es tan viejo como el mundo. O como los seres humanos. Y nadie está a salvo de sentirlo o padecerlo. Eso explica en parte por qué en lugares distantes entre sí y que no han tenido influencia o contacto cultural directo, se encuentren diferentes versiones sobre una misma historia. Los hombres se han hecho las mismas preguntas y han sentido las mismas cosas desde siempre.

[...] Créanme cuando les digo que yo no leería este libro. Me moriría de miedo, no podría dormir durante semanas, se me helaría la sangre."

Y no es para menos. El libro relata un espeluznante suceso ocurrido durante la fiesta de Todos los Santos; el mito del Ankou, el obrero de la muerte; una inquietante historia acerca de los rituales nocturnos de los gatos; la leyenda del Anaon, el pueblo de las almas perdidas que se apodera del mundo durante la noche; un episodio siniestro con un joven que duerme sobre su tumba… entre otras historias.

Y como si todo esto fuera poco, la ilustración de tapa, a cargo de Teyo, retrata lo que, según las leyendas, muy pocos han visto y pueden contar...

 

Acomódense en su rincón de lectura preferido y disfruten. 

La lectura, como la vida, tiene una esfera: la lectosfera.

¡Enhorabuena!

En el marco de la 19.a Feria del Libro Infantil y Juvenil, PICTUS ha comenzado con el lanzamiento de sus libros. Todos aquellos que estén impacientes por verlos, hojearlos o comprarlos, podrán encontrarlos en el stand de ALIJA, 272 del Pabellón E.

También pueden visitar nuestra página de Internet, www.pictus.com.ar , donde encontrarán toda la información acerca de nuestras colecciones.

Y festejar todos los nacimientos, iremos contándoles cómo son, uno por uno, día tras día. 

Cantidad de visitas desde abril de 2008: